Startups
April 4, 2021

Cinco claves para levantar la inversión que quieres para tu startup

En este artículo te daremos las llaves para que consigas abrir una de las puertas más difíciles para un emprendedor: levantar inversión.

En Skale.me nos esforzamos por contarte las historias que, como emprendedores, hemos protagonizado y que nos han dejado enseñanzas que queremos compartir contigo. En este artículo te daremos las llaves para que consigas abrir una de las puertas más difíciles para un emprendedor: levantar inversión.

Cada emprendimiento inicia con una idea. La idea se convierte en un producto o servicio. Y, a su vez, estos se hacen empresa. Todo es un proceso mucho más complejo, lo sabemos, pero (palabras más, palabras menos) esto es lo que sucede usualmente. Es decir, nuestro primer capital son nuestras ideas, las cuales resultan ser un intangible en la primera etapa de cualquier emprendimiento.

A partir de probar nuestras ideas, es decir, vender nuestro producto, debemos generar todos los recursos que logren persuadir y convencer a nuestros futuros socios o inversionistas.

>> Nuestro recomendado: Qué necesito saber sobre los modelos de negocio y cómo aplicarlo en mi startup

Por eso, para levantar inversión y poner nuestras ideas en el papel, debemos tener en cuenta estas cinco claves para lograr que nuestras ideas cautivan y convenzan.

Aprovecha tus relaciones personales

Conocido en el medio como bootstrapping o auto-financiación. La primera llave para abrir la puerta a una financiación a largo plazo es obtener los fondos de familiares o amigos cercanos. Las ventajas que nos puede dar este modelo es ofrecer una financiación accesible, libre de cualquier burocracia y con pagos flexibles. Aún así, debes tener en cuenta que este tipo de inversión debe ser pensado a corto plazo, debería ser ese pequeño impulso para lograr tus primeras ventas.

Crea un buen discurso

Las ideas sobre nuestro negocio, en la primera etapa, son el intangible con más valor que tenemos. Por eso, tenemos que ser muy precisos en cómo lo transmitimos.

>> Te podría interesar: Conoce y aprende de los unicornios latinoamericanos

Para lograr un buen “investor pitch” debes tener en cuenta: no pasarte de 10 minutos y explicar tu objetivo en los primeros 30 segundos. Sé conciso y utiliza el método de pirámide invertida, debes ir del objetivo general a los específicos (nota: recuerda que los inversores piensan en décadas, no en años). Utiliza el storytelling para emocionar, incluye testimonios reales y un llamado a la acción que anime a dar el siguiente paso. ¡Recuerda incluir preguntas y respuestas al final!

Busca capital de riesgo vs. inversores ángel

Los angel investor son personas con una gran cantidad de capital dispuestos a invertir en ideas de negocios. Este tipo de inversores, en ocasiones, se reúnen en grupos para examinar las propuestas de negocios, con el fin de seleccionar el candidato perfecto para hacerlo.

Por otro lado, los fondos de capital de riesgo son administrados por profesionales con un ojo quirúrgico para buscar empresas con grandes perspectivas. Su modus operandi consiste en invertir en negocios sólidos en lugar de simples ideas. Si quieres conseguir inversión de estos, necesitas demostrar un crecimiento sostenible a través del tiempo de tus ventas.

>> También te podría interesar: Qué necesito saber sobre los modelos de negocio y cómo aplicarlo en mi startu

Apuestale al crowfunding

La financiación colectiva no debe ser subestimada. Según medios especializados en negocios, como Crunchbase, Filecoin recaudó 257 millones de dólares en un mes de crowdfunding. Este método abrirá las puerta de tu financiación al público.

Mira los concursos como una oportunidad

La participación en concursos o competiciones será otra de las llaves para abrir la puerta a inversionistas ¿Por qué? es una excelente oportunidad para conocer a la competencia y abrirse paso en el mercado con fondos, en la mayoría de ocasiones, públicos. En estos espacios tendrás a los inversionistas más cerca que nunca.

A cada etapa dale su respectivo inversor

Lo más importante para elegir el tipo de inversión que necesito para mi startup es saber en qué etapa se encuentra. Si sólo tengo una idea (aún no he logrado monetizar mi solución), debería buscar inversores que me conozcan a mí como persona y que confíen en mí.

En ese sentido, ellos estarían invirtiendo basados en la confianza que tienen en mí para explotar y poder generar dinero en el futuro con esa idea. En esta etapa los recursos son más limitados, por lo cual debería poder despegar con poco dinero.

Por otro lado, si mi startup ya tiene tracción y estoy siendo revenue positive, debería buscar inversores un poco más sofisticados y con bolsillos más grandes, pues los números de mi empresa me respaldan. Si logro demostrar que mi crecimiento histórico en ventas puede ser acelerado con una inyección de capital, facilitaré el camino para que los posibles inversionistas depositen su confianza en mi.

David Ramírez
Fundador & COO - skale.me